¿Cómo funciona la profundidad de campo?

Hace unos días escribí una entrada donde hablaba, vagamente, de la profundidad de campo. Hoy vamos a introducirnos un poco más en este concepto. Al principio parecerá un poco lioso pero poco a poco veremos que es bastante sencillo de entender.

Como dijimos la profundidad de campo dependerá de la apertura del diafragma,  a más apertura menor profundidad de campo. Y por el contrario, cuanto más cerremos el diafragma mayor profundidad de campo obtendremos.

Dicho así parece sencillo, pero tendremos que saber qué es exactamente lo que buscamos, para no tener que realizar muchas fotografías hasta dar con lo que deseamos. También tenemos que recordar el triángulo de la fotografía, si la apertura de nuestro diafragma es mayor nuestra velocidad de obturación debe bajar, ya que si no conseguiremos una foto muy sobrexpuesta.

Para hacernos una mejor idea de este concepto vamos a utilizar a unos simpáticos amigos.

50 mm-1.8

Con un diafragma completamente abierto (1.8) nuestros amigos del fondo están desenfocados, mientras que el personaje que está delante enfocados.

50mm-8

Con un diafragma medio, nuestros amigos del fondo están algo más enfocados.

50mm-16-web

Ahora sí, con un diafragma completamente cerrado (16) tenemos a nuestros amigos totalmente enfocados.

En nuestras imágenes hemos mantenido la misma ISO, que siempre está en 100, la más baja. Pero a medida que abrimos el diafragma tenemos que compensar la entrada de luz con una obturación más alta, es decir en nuestra imagen donde tenemos f/1.8 nuestra velocidad de obturación es 1/1000 seg. En cambio cuando tenemos bastante cerrado el diafragma, f/16, nuestra velocidad de obturación es 1/8 seg.

Depende de lo que queramos tener podemos crear unos efectos muy chulos, como por ejemplo el bokeh, que ya hablaremos de él más adelante.